Hagamos las Paces


Señor autismo, Aunque llevamos ya algún tiempo conociéndonos, solo hasta hace muy poco, he podido acercármele y hablarle con calma. Al principio fue imposible, su presencia me asustaba, me llenaba de rabia, me hacía llorar incansablemente y me dolía profundamente. Sus colores dañaban mis ojos, no me dejaban ver a través de su espectro y su insistencia por quedarse me mortificaba día a día. Pregunté  … Continue reading Hagamos las Paces